jueves, 22 de enero de 2009

Tus ojitos brillaban...


Y tu sonrisa: contagiaba...

1 comentario:

Majo dijo...

Increíble foto... me encanta